Monday, June 25, 2018

Los amigos

Por Gonzalo A. Luengo O.

- Los amigos no se eligen. Aparecen en tu vida. Tú lo sientes o ambos lo sienten. Solo hay una cosa en la que tienes poder: rechazarlos, bajo tu propio riesgo. Decir que alguien es tu amigo o que tú eres amigo de ellos, es complejo: a veces, después de mucho tiempo sin ver a alguien, te das cuenta que ése alguien fue tu amigo y entonces no lo supiste definir.

- Un gran amigo es fiel a sus valores primero que todo. Y no te fuerza a serle fiel a él. Eso te da confianza en su integridad y en que en realidad la amistad te hará crecer a ti y a él como personas.

- Tus amigos no tienen ni deberían por qué sustituir roles. Un amigo no es tu papá, ni tu hermano, ni tu mamá. Los amigos en realidad existen, no necesitan tener otro significado más de lo que son, ¡eso es único y valioso! Pensar que tu amigo es en realidad otra cosa, podría ser incluso algo enfermizo.

- No hay mejores amigos que otros, con cada uno compartes una historia única, con algunos compartiste más en cierto periodo de vida más largo que con otros; pero el tiempo no importa, lo importante son las personas. Las distancias temporales, geográficas, etc., no son límite para la amistad.

- Tus amigos pueden ser amigos de tus enemigos: no puedes obligar a alguien a condicionar su vida bajo tu visión. Un amigo te ama por todo lo que eres y eso es vida. Y la vida, incluye todo, incluso esa gente mal llamada 'enemiga', que no son más que personas que rechazaste como amigos.

- No hay edad para la amistad. No hay lugar. No hay clase social. No hay nada excepto la amistad. Si crees que la distancia, la edad, los círculos sociales, etc. son un impedimento para tener una gran amistad, es porque no existe amor. Amor de amistad.

- Un amigo es un profeta para ti: te dice exactamente qué hacer como consejo, sin caer en complacerte a ti mismo. Te da una respuesta práctica, pensando en todo, no solo en ti.

Gonzalo A. Luengo O.